Hablarle al agua que tomamos modifica la estructura de ese preciado liquido creándose bonitos, regulares y armónicos cristales que pueden mejorar la eficacia de este consumo vital.

Cambia tus hábitos

Nuestros hábitos al comer, beber, ejercitarnos e incluso pensar influyen en como envejecemos. La mayoría de nosotros cuidamos más nuestro auto, que nuestro cuerpo, sin embargo; cada vez hay mas pruebas de que nuestras acciones tienen un impacto profundo en nuestra salud, calidad de vida y longevidad.


A continuación te damos algunos consejos para llegar saludable a la vejez y mientras más pronto empieces a cuidarte tu vida será indudablemente mejor.

PARA FORTALECER TUS HUESOS

Empieza con ejercicios de esfuerzo regulares, desde levantar pesas en un gimnasio hasta bailar, jugar tenis, caminar a paso rápido o arreglar el jardín. Los médicos recomiendan tres sesiones de 10 minutos de alguna actividad vigorosa mínimo cinco días a la semana.

SALUD SEXUAL

Es cierto que la libido decae con la edad, sin embargo en la actualidad la mayoría disfruta de una vida sexual más activa que en el pasado. Las pruebas clínicas de dos complementos alimenticios la L-arginina y el ginseng, mostraron una reducción en la disfunción eréctil.

Un nivel bajo de testosterona puede tratarse con geles o inyecciones de hormonas de acción prolongada.

Después de la menopausia es común que en las mujeres disminuye el apetito sexual y esto puede deberse a ciertos factores ocultos come presión arterial alta, hipotiroidismo, diabetes y uso de fármacos antidepresivos, en estos cases hay que acudir de inmediato al medico.

Pero un punto muy importante; pon atención a tu alimentación.



SALUD MENTAL

-Adopta una actitud positiva hacia el proceso de envejecimiento. Las personas que hacen esto son menos propensas a deprimirse y contraer enfermedades físicas.

-Duerme bien, el sueño ayuda al corazón, combate la depresión y reduce laInflamación. Lleva una vida social activa para mantener bien despierta tu mente. Bebe con moderación. Una dos copas al día, un par de veces por semana, puede mejorar tu salud. Pero ten cuidado excederte puede tener el efecto contrario.

-Deja el cigarrillo. Los beneficios se advierten de inmediato sin importar la edad que tengas.

-Come frutas y verduras en abundancia, reduce el consumo de azúcar y las grasas. Hazte con regularidad exámenes de salud.

CUIDA TUS OJOS

La vitamina C de los frutos cítricos, y los carotenoides, pigmentos presentes en la espinaca, la zanahoria, la papaya y los pimientos amarillos y rojos, son particularmente útiles para prevenir la perdida de visión.

Un amplio estudio reveló que las personas mayores que consumían 80 miligramos diarios de zinc tienen menos posibilidades de tener problemas, y hay pruebas que comer pescado graso una vez a la semana también reduce el riesgo de trastornos oculares.